40 años rompiendo filas

El pasado lunes 11 de abril de 2011 se celebró en la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona un acto conmemorativo de los 40 años de objeción de conciencia política. Asistieron al acto y nos contaron sus experiencias personas que pudieron vivir en sus carnes qué sucede cuando un ideal se opone a una ley, o incluso a un régimen dictatorial (como sucediera con los primeros objetores de principios de los años 70, como Pepe Beunza).

El acto no contó con un auditorio repleto (lo que por supuesto se merecía) en parte por desgracia y en parte por la bendita norma que rige en la Facultad de Derecho de arrancar los carteles de publicidad. Pero al mismo tiempo ello provocó que el ambiente deviniera más íntimo, haciendo que los ponentes hablaran de sus experiencias desnudando su discurso de cualquier tono asermonado y aleccionador (aunque ya de por sí sus actos lo hayan sido), y permitiendo un diálogo de preguntas, respuestas y reflexiones fluido y agradable.

Desde condenas a prisión (entre 1958 y 1976 pasaron por prisión 285 objetores) y destinaciones a batallones de castigo en el Sáhara con las que sometieron a los primeros objetores, hasta juicios desfasados y “pasados de moda” de los años noventa a los que, de alguna forma, Toni Álvarez puso una especie de punto y final con aquel “pues me voy” que soltó ante el Tribunal justo antes de abandonar los Juzgados por su propia voluntad y ante la mirada atónita de todos los presentes.

La cuestión es: ¿había detrás de este ideal de insumisión y de lucha por la garantía de unos derechos y unas libertades otra forma de ser hombres? Tras cuarenta años de movimiento, parece que podemos decir que sí. La objeción de conciencia antimilitarista no es solamente no hacer la mili, simplemente porque no. La objeción de conciencia antimilitarista es postularse en contra de la guerra, del conflicto o en contra de los ejércitos que durante tantos años han sido la bandera de la patria y de la hombría. La objeción de conciencia antimilitarista fue, es y será un camino alternativo de “ser” hombres, una forma diferente de “actuar” como hombres, una manera pacífica de “hacernos” hombres.

      

 

 

 

 

 

 

 

 

       

One thought on “40 años rompiendo filas

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s